Este sitio web utiliza cookies para recopilar información estadística sobre su navegación, generada a partir de sus pautas de
navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Síguenos
Acceso usuarios
Entrar
Lista de la compra
0 productos
0,00 €
Buscar en la tienda
 
30 / 11 / 2011
Dieta hipocalórica VS. proteinada
Dra Ana Ruiz de Larramendi

Compararemos las típicas dietas hipocalóricas que se basan en "aportes inferiores a salidas" para hacer un balance negativo de entrada y salida de energía, a las dietas proteinadas tan de moda últimamente, al ser las más rápidas en la pérdida de peso.

DIETA PROTEINADA: MÁS QUE DIETA HIPOCALÓRICA

A las dietas proteinadas, por su balance calórico se les llama VLED (Very Low Energetic Diet), así que puede decirse que son dietas hipocalóricas pero con un valor añadido: son muy hipocalóricas y las calorías aportadas por los alimentos provienen sobre todo del aporte de proteínas de alto valor biológico y de las verduras ricas en fibra. La idea es que aportando muy poco hidrato de carbono y muy pocas grasas conseguiremos una dieta tipo VLED. Este tipo de dieta tiene sus contraindicaciones estrictas, por ello no todo el mundo puede hacerla y es importantísimo el control y la supervisión médica para evitar efectos indeseables. Con este poco aporte de hidratos de carbono y de grasas, conseguiremos no solamente rapidez perdiendo peso, también la sensación de no pasar hambre y de bienestar que se percibe estando en cetosis (estado metabólico que se consigue en las dietas proteinadas). Otro aspecto beneficioso a tener en cuenta es el mantenimiento de la masa muscular, que nos ayuda a preservar el metabolismo basal, evitando así el efecto rebote típico tras largos periodos cuando se hace dieta sólo hipocalórica. Al aportar tan poca energía a partir de hidratos y de grasa, y aportando los gramos de proteína al día necesarios para preservar la masa muscular, la pérdida de peso será sobre todo de masa grasa o tejido adiposo. Es por ello que haciendo dieta proteinada nuestra silueta se lipoesculpe y moldea.

LA DIFERENCIA ESTÁ EN LAS PROTEÍNAS

La proporción de macronutrientes en las dietas hipocalóricas suele ser 50% de hidratos de carbono, 20% de proteína y 30% de grasa. El cálculo de proteína se hace a razón de 0,8g de proteína por kg de peso de la persona. Y normalmente a un paciente que necesita X calorías para afrontar su día energéticamente hablando, le daremos un 20-30% menos para conseguir que las entradas de energía (calorías de los alimentos) sean menores a las salidas de energía (gasto calórico para que el organismo funcione + ejercicio físico). Las dietas hipocalóricas, junto a ejercicio físico son la base para perder peso de forma paulatina y comiendo de todo, pero de forma moderada. A veces el aporte de proteína es muy justo o limitado, ya que al dar proteína animal aportamos también grasas que hacen aumentar el aporte calórico, frenando la pérdida de peso. Si no se hacen de forma variada y supervisada por un especialista suelen acabar aburriendo. No obstante son proporcionas en macronutrientes, y se deben suplementar en micronutrientes (vitaminas y minerales según cada caso) ya que el acortar el aporte calórico, va en paralelo a la disminución de aporte en micronutrientes.
Categorías:
Deja tu comentario
Nombre
Mail
Provincia
Mensaje